Los Petroglifos de Purunhuasi, Perú

Report describing a hitherto undescribed rock art site ENE of Lima, Peru. Simple petroglyphs of quadrupeds (camelids?) and abstract motifs predominate, but there is at least one interesting zoomorphic image as well.

Informe que describe un sitio de arte rupestre hasta ahora no descrito ENE de Lima, Perú. Predominan los petroglifos simples de cuadrúpedos (¿camélidos?) y motivos abstractos, pero también hay al menos una imagen zoomorfa interesante.

By Maarten van Hoek and Gustavo Cárdenas

 

*

 

Los Petroglifos de Purunhuasi, Perú

 

Texto, mapas y dibujos de Maarten van Hoek – Holanda

Texto traducido con Google Translate

Fotografías de Gustavo Cárdenas Huachaca – Perú

*

*

Introducción

El desierto alrededor de Lima, la capital de Perú, es rico en sitios de arte rupestre. Dos cuencas (de los Ríos Chillón y Rímac) convergen en la capital y, junto con el Río Lurín más al sur, descargan sus aguas en el Océano Pacífico, cada cuenca tiene su parte justa de sitios antiguos (arte rupestre). Este estudio solo trata de uno de los sitios con arte rupestre en la cuenca del Río Rímac. Sin embargo, el sitio en cuestión (círculo naranja grande en la Figura 1), llamado localmente Purunhuasi (también llamado Poronhuasi en mapas geológicos y La Cruz por SIGDA) no está ubicado en el valle del Río Rímac mismo, sino en un valle lateral importante de un afluente llamado el Río Santa Eulalia. El mapa de la Figura 1 también muestra la mayoría de los otros sitios de arte rupestre en el área (indicados con círculos verdes), de los cuales Checta es el más conocido (y por lo tanto el más destrozado). Por supuesto que puede haber más sitios con arte rupestre de los que se indican.

Figura 1: Mapa del área de estudio: la cuenca del Río Rímac y el sitio de Purunhuasi (círculo naranja) – Perú. Mapa © OpenStreetMaps-Contributors y © por Maarten van Hoek.

Figure 2. Ubicación del sitio rupestre de Purunhuasi (círculo amarillo). Mapa © por Maarten van Hoek, basado en Google Earth. La información en la foto es de Maarten van Hoek; su responsabilidad.

El círculo amarillo en la Figura 2 solo indica aproximadamente el sitio. Según Gustavo Cárdenas Huacha (2021) “la poligonal del sitio arqueológico La Cruz comprende sólo una de las piedras con petroglifos que aquí mostramos. Sin embargo, el espacio donde se ubica gran parte de estos vestigios no ha sido delimitado”.

Figura 3. Vista del sitio de arte rupestre de Purunhuasi, mirando hacia el este. Fotografía © por Gustavo Cárdenas. La información en la foto es de Maarten van Hoek; su responsabilidad.

*

El Contexto del Arte Rupestre

Por el momento (junio de 2022) hay algunos sitios de arte rupestre que conozco que han sido reportados en el valle del Río Rímac propiamente dicho: cuatro “petroglifos” (¿paneles o imágenes?) en Cerro Culebra (reportado en 2009); una roca con petroglifos en Yanacoto, sitio también conocida como Quebrada California (reportada en 2008); el sitio de petroglifos de Santa Felicia, ahora destruido (reportado en 1986) y las pinturas rupestres de Las Lomas (reportado en 2004). Enfrente y justo al norte de la roca con petroglifos de Yanacoto-California en Rímac se encuentra el sitio de geoglifos de Yanacoto (indicado con un círculo azul en la Figura 1), pero debido a que los geoglifos no son una forma de arte rupestre, estas características aún importantes se ignorarán aquí. También hay más sitios de geoglifos en la región.

En los afluentes del río Rímac se encuentran al menos otros dos sitios con petroglifos: Cerro Colorado y, objeto de este estudio, Purunhuasi. El importante sitio de arte rupestre Estilo-MSC de Cerro Cantería se encuentra exactamente en la divisoria de aguas entre las cuencas del Río Rímac y el Río Chillón. En la cuenca del Río Chillón se encuentran más sitios de arte rupestre, mientras que en el Valle de Lurín propiamente dicho también se conocen varios sitios de arte rupestre (como Quebrada Verde, Huaycán de Cieneguilla, Pampa de Flores, Chontay, Sisicaya y Antapurco). Cerca la divisoria de aguas entre Lurín y Rímac hay al menos dos sitios que comprenden rocas con petroglifos. Pariacha está ubicado exactamente en la divisoria de aguas.

El Inventario Nacional publicado por Rainer Hostnig incluye la entrada de Toldo (2003: 240), afirmando que este sitio de petroglifos se encuentra “entre los desagües del río Chillón y el río Rímac”. Descubrí que, posiblemente, Toldo se encuentra en algún lugar entre Purunhuasi y Checta (indicado con un círculo “?” en la Figura 1) y muy probablemente es ubicado dentro de la cuenca de Chillón. También el sitio de Cerro Huambo (Hostnig 2003: 233) puede de hecho estar ubicado en la misma área/cuenca. Cerro Huambo (¿un sitio con tres rocas con petroglifos?) – posiblemente indicado como Señal Cerro Huambo en el mapa geológico – puede incluso ser el mismo sitio que Toldo (¿con seis rocas con petroglifos?). Desafortunadamente, el mapa que proporciona Hostnig (2003: 241) ubica a Toldo y Cerro Huambo muy al sur del Río Lurín (por lo tanto, posiblemente incluso a 55 km al SSE de la ubicación sugerida por mí), mientras que también las ubicaciones de varios otros sitios de arte rupestre están marcados incorrectamente en su mapa de Lima.

Finalmente, llama la atención que la extensa tesis de Echevarría (2015), sobre el arte rupestre alrededor de Lima.  Él no menciona Toldo o Cerro Huambo (él debe haber sido consciente de las entradas de Toldo y Cerro Huambo en el Inventario Nacional de Rainer Hostnig, que se publicó en 2003). Aún más notable es el hecho de que el sitio de arte rupestre de Purunhuasi tampoco está incluido en la tesis de Echevarría (ver mi explicación más abajo).

*

Antecedentes de Investigación

El registro más antiguo de arte rupestre en el valle del Rímac se refiere al sitio ahora destruido de Santa Felicia. Fue descrita e ilustrada por primera vez por Antonio Núñez Jiménez (1986: 9 – 12; Figuras 1391 y 1392) y mencionada por Rogger Ravines (1986: 45). El sitio fue mencionado en el Inventario Nacional de Rainer Hostnig (2003: 240; duplicando una ilustración de Núñez Jiménez) y finalmente en la tesis de Echevarría (2015: 132 – 134; duplicando también ambas ilustraciones de Núñez Jiménez).

En su tesis Echevarría también describe e ilustra los sitios de petroglifos de Cerro Culebra (2015: 129 – 131) y Yanacoto-California (2015: 125 – 129), pero extrañamente Echevarría no menciona el sitio de arte rupestre de Purunhuasi. Esta omisión es notable porque el sitio lo conozco desde 2012. Fue (¿primero?) reportado por “Perú Off-Road”, una organización peruana que publicó un video en YouTube, el cual, lamentablemente, ya no está disponible. Por lo tanto, el año exacto de publicación del video es desconocido para mí, pero debió haber sido publicado antes o en 2012. Unos años después encontré una serie de dieciocho fotografías del sitio de arte rupestre de Purunhuasi, realizadas por “Rutas Culturales” y publicado en Facebook el 3 de enero de 2021. Se referían a “un video hecho en 2012” (¿igual que el video de Perú Off-Road?). No mucho después me encontré con más fotos del sitio hechas por Gustavo Cárdenas de “La Vida en el Camino”, las cuales publicó en Facebook el 13 de octubre de 2021. Este estudio sobre Purunhuasi se basa íntegramente en las fotos que tengo a mi disposición.

*

El Sitio de Purunhuasi

El sitio de petroglifos de Purunhuasi se encuentra a 62 km tierra adentro ya unos 10 km al NNE de la confluencia del Río Rímac y el Río Santa Eulalia. Se encuentra en la orilla este del valle a unos 500 m al este del río. En ese punto el fondo del valle tiene una altitud de aproximadamente 1370 m.s.n.m., mientras que el sitio se encuentra aproximadamente a 1535 m.s.n.m. Las montañas circundantes se elevan a grandes alturas, por ejemplo, un pico en la orilla oeste se eleva a 4326 m.s.n.m. (y, sin embargo, está coronado por una antigua ruina). El sitio de arte rupestre de Purunhuasi (indicado aproximadamente por el círculo amarillo en la Figura 2; sin embargo, puede haber paneles ubicados fuera del círculo) está situado en el extremo oeste de una cresta de afloramiento que se proyecta hacia el oeste, que está flanqueada por el norte y (especialmente) el lado sur por laderas muy empinadas y rocosas. El acceso desde el fondo del valle es realmente extenuante, pero el sitio debe haber tenido un atractivo especial para los pueblos prehistóricos de la zona y los fabricantes del arte rupestre. Además, en tiempos prehistóricos las vistas desde el yacimiento debieron ser espectaculares. Sin embargo, en mi opinión, el carácter del entorno prehistórico está completamente arruinado por las actividades modernas de la Central Hidroeléctrica Juan Carossio, visible inmediatamente al norte del sitio. Esta central eléctrica arruinó inmensamente el antiguo paisaje ritual, no solo por la construcción de numerosos edificios, pilones y tuberías, sino también por los muchos caminos (a menudo zigzagueantes) y por lo tanto destructivos que suben las montañas y atraviesan el área.

Los Paneles

Debido a que no he visitado Purunhuasi personalmente y debido a que no hay un inventario científico (completo) del sitio disponible, solo describiré brevemente los petroglifos que son visibles en las fotos que tengo. Puede haber más (paneles con) petroglifos. En el sitio hay una combinación de bloques de piedra decorados y paneles de afloramiento, pero a menudo es muy difícil distinguir de qué tipo de panel se trata: afloramientos, bloques o bloques in situ desprendido del afloramiento. Por ello marcaré los paneles mayores con el prefijo “PUR” (independientemente de que sea en afloramiento o bloque), seguido de un número (como PUR-001) y sólo si es posible de una letra mayúscula (como PUR-001B) cuando el bloque o afloramiento tiene más de un panel decorado. No se dispone de escalas ni orientaciones exactas (aunque en algunos casos se ha intentado estimar tentativamente la dirección aproximada en la que miran los paneles).

PUR-001A: Este panel vertical y orientado al norte forma la parte superior de un enorme bloque de piedra (Figura 4). Tiene una pequeña plataforma horizontal de fácil acceso frente al panel decorado. El panel está completamente cubierto con motivos abstractos (principalmente cuadrados [pequeños y grandes] y un círculo, todos con una cruz en X interna), al menos 23 “match-stick” (fósforo) imágenes de cuadrúpedos (muy probablemente camélidos), todos con solo dos patas, y – probablemente – todos mirando hacia el valle. Un cuadrado tiene una cruz en X con un pequeño círculo delineado en cada segmento.

Figura 4. Paneles PUR-001A, B y C. Fotografías © por Gustavo Cárdenas.

Figura 5. Panel PUR-002. Fotografía © por Gustavo Cárdenas.

PUR-001B: Directamente debajo de la plataforma hay un gran panel vertical con algunos grafitis recientes y al menos un “match-stick” petroglifo de un cuadrúpedo (probablemente un camélido) bastante grande. También está mirando hacia el valle. Es posible que haya un segundo ejemplo similar sobre este animal, pero, si es así, ha sido oscurecido por el grafiti y por la intemperie natural.

PUR-001C: Justo debajo del panel PUR-001B hay otro gran panel vertical en el que se ve al menos un “match-stick” petroglifo de un cuadrúpedo (¿camélido?), también mirando hacia el valle. Puede haber más petroglifos en otras partes de este bloque.

PUR-002: Este panel presenta un petroglifo muy interesante (Figura 5). A primera vista parece una serpiente zigzagueante (estimada por mí en unos dos metros de largo). Está perfilado y tiene un rostro representado frontalmente que mira hacia el valle. La cabeza tiene dos puntos que representan los ojos, una boca, una posible nariz en forma de U (delineada) y dos orejas pequeñas y delineadas; el conjunto no se parece en nada a la cabeza de una serpiente. Incluso puede ser un rostro humano. Pero eso no es todo. De cada una de las tres esquinas del cuerpo zigzagueante emerge un apéndice curvado completamente picoteado. Por lo tanto, la imagen puede representar una serpiente “emplumada”. A la derecha de la cabeza de la serpiente hay una imagen enigmática (¿biomórfica?) que posiblemente representa una serpiente en forma de U con una fila de pequeños triángulos picoteados que emergen de su cuerpo. Hay algunos petroglifos más, no identificables, la mayoría de ellos casi desgastados.

PUR-003: En el panel vertical y orientado al norte de esta roca (?) hay algunos petroglifos abstractos erosionados (Figura 6). Un grupo de círculos en realidad puede representar una cara o una máscara. Dos “match-stick” petroglifos pueden representar cuadrúpedos (¿camélidos?).

Figura 6. Panel PUR-003. Fotografías © por Gustavo Cárdenas.

PUR-004: En este panel muy grande (¿bloque?) hay un petroglifo grande (parcialmente desprendido) de lo que parece una imagen de dos serpientes entrelazadas y zigzagueantes (que yo calculé que miden unos 120 cm de altura). Sin embargo, no se ven cabezas. Encerrados por los dos zigzags hay tres círculos, cada uno con un punto interno. Sobre el conjunto puede haber una “match-stick” imagen muy pequeña de un cuadrúpedo (¿camélido?), así como un anillo grande y débil, con un anillo interno más pequeño desde el cual algunos rayos corren hacia el círculo exterior (Figura 7). A la derecha de la parte exfoliada hay un petroglifo circular y al menos tres otros petroglifos (¿abstractos?), uno de los cuales posiblemente podría representar un pájaro.

PUR-005: Un panel grande, casi vertical, tiene una (¿grande?) cantidad de petroglifos, la mayoría de los cuales se han desgastado hasta volverse irreconocibles (Figura 8). Es discernible un motivo abstracto (¿?) delineado, un cuadrado con una forma de X interna (comparable a imágenes similares en el Panel PUR-001A), una forma de X unida a motivos circulares y al menos una “match-stick” imagen de un cuadrúpedo (¿un camélido?).

Figura 7. Panel PUR-004. Fotografías © por Gustavo Cárdenas.

Figura 8. Panel PUR-005. Fotografías © por Gustavo Cárdenas.

PUR-006: Una pequeña parte de un muro de afloramiento muy fragmentado muestra un motivo abstracto complejo y curvilíneo, algo comparable al motivo del Panel PUR-005. La parte superior está muy erosionada (Figura 9).

Figura 9. Panel PUR-006. Fotografías © por Gustavo Cárdenas.

PUR-007A: (Figura 10A): Este panel vertical y orientado hacia el este de un gran bloque de piedra en forma de cubo (ubicado a poca distancia al este del Panel PUR-001). Tiene al menos cinco “match-stick” petroglifos de cuadrúpedos (¿todos camélidos?) y algunas áreas con posibles petroglifos que se han desdibujado (¿por la intemperie?).

PUR-007B: (Figura 10B): Este panel vertical y orientado al norte tiene al menos un “match-stick” petroglifo de un cuadrúpedo (¿un camélido?) que parece estar conectado por una línea corta (¿una correa o una característica natural?) a un pequeño, simple figura antropomorfa delineado. Debajo hay algunos petroglifos más extremadamente débiles en este panel.

Figura 10. Panel PUR-007. Fotografías © por Gustavo Cárdenas.

*

Los Paneles PUR-008 a PUR-012 pueden representar un panel individual o una roca, pero también es posible que los petroglifos aparezcan en uno de los paneles o en una parte diferente de la roca/afloramiento descrito anteriormente.

PUR-008: Un círculo grande (¿incompleto?) con un pequeño anillo interno y dos espirales simples que emergen de su arco inferior.

PUR-009: Una línea serpentina con posiblemente una pequeña cabeza triangular y delineada (¿serpiente?) en el extremo superior y al menos tres petroglifos más. Orientado al norte.

PUR-010: Tres petroglifos abstractos, uno que representa un círculo con un punto central y otro encerrado por una forma de U ancha y completamente picada. Situado a poca distancia del Panel PUR-004.

PUR-011: Un conjunto de dos anillos grandes, cada uno con un anillo interno más pequeño (Figura 11A). Quizás haya más petroglifos en este panel.

PUR-012: Un patrón abstracto de cuatro formas en U anidadas, parcialmente desconchadas (Figura 11B).

Figura 11. A: Panel PUR-011. B: Panel PUR-012. Fotografías © por Gustavo Cárdenas.

*

Discusión

Incluso basado en este inventario (posiblemente incompleto), prueba que la imaginería del arte rupestre en Purunhuasi tiene dos aspectos. En primer lugar, el sitio demuestra tener bastantes “match-stick” petroglifos de cuadrúpedos muy simples; muy probablemente representando camélidos. Imágenes tan simples de camélidos ocurren en muchos sitios en los Andes. Es obvio que estas imágenes enfatizan la importancia económica y religiosa del animal en el mundo andino antiguo. También puede indicar que, posiblemente, Purunhuasi estuvo situado en o – más probablemente en vista de su posición bastante inaccesible – muy cerca de una antigua ruta de la costa a la sierra, pero esta hipótesis debe ser confirmada por investigaciones adicionales en el campo. Si mi hipótesis es correcta, se podrían esperar más sitios con arte rupestre en este afluente del Río Rímac. Sin embargo, Purunhuasi es, que yo sepa, el único sitio de arte rupestre que ha sido reportado en el valle del Río Santa Eulalia. Esto puede significar que Purunhuasi alguna vez fue un centro focal religioso de las comunidades locales.

El segundo aspecto se refiere a los numerosos petroglifos abstractos, que van desde simples círculos hasta motivos más complejos. Sin embargo, lo más sorprendente es la colección relativamente grande de cuadrados, la mayoría de los cuales tienen una cruz interna en forma de X. Un ejemplo incluso tiene un pequeño círculo en cada segmento creado por la cruz. El motivo X encerrado por un cuadrado es muy raro en el arte rupestre andino, pero se ha sido reportado en el Panel CSD-010 en el sitio con petroglifos “cercano” en Cerro San Diego (aproximadamente 48 km al oeste de Purunhuasi en la cuenca del Río Chillón).

También en el sitio de arte rupestre de Pariacha (27 km al SO de Purunhuasi y exactamente en la línea divisoria entre Rímac y Lurín) se ha registrado el motivo. En el panel PAR-002A, muy desgastado, posiblemente haya seis motivos X aislados (uno con un punto en cada sección), una X encerrada dentro de un círculo y un cuadrado grande con un motivo X interno. Sin embargo, puede ser importante que este gran cuadrado haya sido antropomorfizado ya que tiene dos piernas simples y dos brazos, mientras que la cabeza o el rostro se han representado de manera ambigua.

Sin embargo, el cuadrado con aspa interior tiene una distribución mucho más amplia más allá del área de Lima. Grabé un ejemplo en Bloque CMg-187 en Cerro Mulato en la cuenca Reque-Chancay en el norte de Perú, ubicado a 260 m.s.n.m, 60 km tierra adentro y 652 km al NNO de Purunhuasi (Van Hoek 2012: 95). Otro petroglifo similar ha sido registrado por Rainer Hostnig en las “Cueveas de Achahui” (también llamada Anccomayo) en la Provincia de Espinar, ubicada a 4070 m.s.n.m., 230 km tierra adentro y aproximadamente 640 km al SE de Purunhuasi (Hostnig 2004: 45-1h ); un entorno completamente diferente. Hostnig también ilustró un petroglifo de un petroglifo de un cuadrado con aspa interior en Cerro Petroglifo, cerca de Cerro Baúl cerca de Torata en el Departamento de Moquegua (Hostnig 2003: 271).

Aparte de los petroglifos de camélidos, solo hay una imagen de otra especie biomórfica en Purunhuasi. Se trata del petroglifo de gran tamaño (y excepcional) en el Panel PUR-002 de una “serpiente” zigzagueante “emplumada” con una cabeza inusual. Los ejemplos de “serpientes emplumadas” son muy raros en el arte rupestre andino. Se ha registrado un ejemplo en el Bloque SRB-078 en el sitio de petroglifos de Santa Rita en el valle de Chao en el norte de Perú, 430 km al NO de Purunhuasi. En el Panel PUR-002 de Purunhuasi también se encuentra una posible imagen de una serpiente “abollada”, de la cual se han registrado muchos ejemplos en el arte rupestre de Arequipa, por ejemplo en La Caldera en la cuenca del Río Vítor (Van Hoek 2022), 730 km SE de Purunhuasi.

No quiero reclamar ninguna relación entre las imágenes de Purunhuasi y las imágenes de otros sitios (a menudo más distantes) mencionados en esta sección. Sin embargo, los casos de difusión no pueden descartarse por completo, también porque es un hecho que los Andes están atravesados por numerosos caminos principales y secundarios a lo largo de los cuales las imágenes mantenidas en la mente viajaron junto con personas y bienes. También es un hecho que el área de Lima prehistórica fue el centro de varios centros importantes e muy influyentes (como Garagay, La Florida, Mina Perdida y Pachacamac). Además los numerosos sitios de arte rupestre alrededor de Lima evidentemente son evidencia de la importancia de esta área.

También me gustaría sugerir que gran parte de las imágenes de arte rupestre en Cerro Cantería (un sitio rupestre 37 km al oeste de Purunhuasi), muy probablemente creadas por la Cultura Manchay, pertenecen al Estilo-MSC del Período Formativo (para una explicación extensa del Estilo-MSC ver Van Hoek 2011). Quizás algunas imágenes de Purunhuasi (como la “serpiente” zigzagueante) también sean muy antiguas. En cambio, creo que los simples petroglifos de los posibles camélidos son de origen (¿mucho?) posterior.

Finalmente, a pesar del pequeño tamaño del sitio, la ubicación bastante inaccesible y las muchas imágenes simples (y desgastadas), también Purunhuasi fue (y sigue siendo) un Sitio Sagrado que debe ser respetado y protegido. A este respecto Gustavo Cárdenas Huachaca escribió (2021): “El sitio no cuenta con declaración y delimitación oficial (no hay poligonales ni resolución alguna que la proteja siquiera en papel) ni parece haber una propuesta sobre la mesa. ¿Hay afectaciones en el sitio? Lamentablemente, sí. Malos visitantes han realizados rayaduras sobre los motivos de los petroglifos (por ejemplo en el Panel PUR-001B – adición por Maarten van Hoek), a veces sorprende ver hasta dónde llega ese triste hábito de dejar “recuerdos”, incluso en sitios tan alejados”.

Agradecimientos

Este documento nunca podría haber sido escrito sin el registro fotográfico muy valioso de los petroglifos de Purunhuasi hechos por Gustavo Cárdenas Huachaca, por lo que estoy más agradecido. Sin embargo, todos los textos y mapas son completamente de mi responsabilidad.

Todo el texto traducido por Maarten van Hoek con Google Translate

Disculpe mis errores.

 

*

Referencias

Cárdenas Huachaca, G. 2021. Más allá de las Chirimoyas: los petroglifos de ¿Purunhuasi? – Callahuanca. Facebook (13 – 10 – 2021).

Echevarría, G.T. 2015. Secuencia y Cronología de las Quilcas o Arte Rupestre de Lima. Tesis para optar el Título profesional de Licenciada en Arqueología. Lima. Perú.

Hostnig, R. 2003. Arte rupestre del Perú. Inventario Nacional. CONCYTEC, Lima, Perú.

Hostnig, R. 2004. Arte rupestre Postcolombino de la Provincia Espinar, Cusco, Perú. Boletín de SIARB. Vol. 18; pp. 40 – 64.

Núñez Jiménez, A. 1986. Petroglifos del Perú. Panorama mundial del arte rupestre. 2da. Ed. PNUD-UNESCO – Proyecto Regional de Patrimonio Cultural y Desarrollo, La Habana.

Ravines, R. 1986. Arte rupestre del Perú. Inventario general (Primera aproximación). Instituto Nacional de Cultura. Lima.

Van Hoek, M. 2011. The Chavín Controversy – Rock Art from the Andean Formative Period. Oisterwijk, The Netherlands. Libro solo disponible en PDF en ResearchGate.

Van Hoek, M. 2012. Cerro Mulato: Rock Art of the Reque-Chancay Drainage, Peru. Oisterwijk, The Netherlands. Libro solo disponible en PDF en ResearchGate.

Van Hoek, M. 2022. The Road to Apu Misti. The Rock Art of La Caldera, Southern Peru. In: TRACCE – Online Rock Art Bulletin, Italy. Available as PDF in ResearchGate.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

five × one =